RINCÓN POÉTICO

 
 

 

 

Mabel Oliver.

 

Marisa y Natalia Rodríguez Vázquez.

 

Jorge Manuel Rodríguez Rodríguez.

 

Cristina Gervilla Aguado (16 años).

 

Calixto Román Martín Alonso.

 

Jerónimo Gonzalez y Mª Carmen Gervilla.

 

Sentimientos en Viernes de Dolores.

 

A Tu vera.

 

Y llego el día.

 

Virgen Madre.

 

Por Tí soy costalero.

 

Solo se una cosa.

 

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

SENTIMIENTOS EN VIERNES DE DOLORES
   

Azahar...
Y nardos Blancos...
Y bullicio en la Carrera, de mi Darro...
¡Ay Pasión efímera,
Repitiéndose en mi ser cada año!...

...Y sueños Vespertinos...
cargados de incienso,
de rosas frescas...
envueltos en la luz Turquesa
que emana en Marzo...

 

¡Ay...
Azahar de Primavera
Con gotitas de madreperla...
Alegría del Espíritu
Que me impregna...!

¡Y claveles y gladiolos...
adornando tanta belleza,
impregnando el ambiente vulgarizado
de Pasión, Sentimiento, Promesa...!

Y Luto Sacro en el alma,
Y resignación dulce en cada lágrima,
Y Plegarias,
Y Fe desbordada...

¡Alégrame siempre el Alma,
no adormezcas ni sentimientos,
ni esperanza...!

¡Ay primavera mimando
siempre mi Sur...
a golpes de penitencia!...

¡Rezada y bendecida...
en cada Templo y Catedral,
con la mente, el corazón y la palabra...!

¡Bendita seas por siempre
en ésta mi tierra tan Mariana!...,
¡Tan llena de pasiones desmedidas!
¡Tan llena de raíces profundas en el Alma!...

¡Queda así, en mí,
por siempre...
entra, ésta es tu casa!.

Mabel Oliver

 Volver

   

 

 

 

 

 

 

   

 

 

 

 

A TU VERA

   

Si tu cara miro
Si tu manos beso,
De mi boca un suspiro
Se escapa preso

Si tus clavos miro
Si tus lágrimas veo
Dolor se clava dentro
Dentro de mi cuerpo

 Virgen de mis amores
Quédate siempre conmigo
Que yo aliviare tus Dolores
Te acompañare en el camino
En el camino del Darro
Plaza nueva y Catedral
Porque mientras pueda
A tu vera iré con mi cirial.
 

 Marisa y Natalia Rodríguez Vázquez

   
Volver
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

 

 

Y LLEGO EL DÍA

Y llego el día.
y Tú me miraste
y yo te mecí,
Y cuando menos creía
Tú me hablaste a mí,
¿No llores mas hijo mío!
qué feliz estoy aquí,
viendo a todos mis hijos
que están viviendo en mí.

Mira que ya vine
mira su color,
que el salmón de su manto
se funde en mí corazón,
su blanca cara
me ilumina,
y sus manso recogen
sentimientos que llegan a mi corazón,
sentimientos de la cruz
en la que su Hijo murió.

Y el dolor fue alegría
de saber que su Pasión,
en nosotros los cristianos
hondo caló,
y que su Cruz
nuestro signo es,
la Cruz de Cristo
esa Cruz en la que su Hijo
Por nosotros murió

Jorge Manuel Rodríguez Rodríguez

Volver
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VIRGEN MADRE

Con su presencia imperceptible,
con sus lazos de amor invisibles,
con su corazón puro y brillante,
Madre del Creador,
Dador de vida y Salvador,
Nos protege a todos
uno a uno sin redición.

Para que los hijos del Creador
hagan del mundo un mundo mejor.
Para que los hijos del Dador de vida
den vida a otros seres.
Para que los hijos del Salvador
valoren y respeten la vida de otro ser
porque todos somos iguales
indiferente al aspecto exterior.

Todos hemos nacido para un mismo objetivo que,
indeterminado aún lo es.
Mas menos falta,
para que llegue el día,
que el mundo
en el que vivimos,
llegue a su fin,
y sólo queden las estrellas
en las que las personas
se transforman al morir.

Cristina Gervilla Aguado
(16 años)

Volver
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

POR TI SOY COSTALERO

Virgen de los Dolores,
que mi mayor ilusión
es que me mires
con esos ojos que yo quiero.

Yo soy tu florero
tu la flor de mis amores,
sobre mis hombros llevo
a la rosa de Granada.

Y a tu paso Señora
la gente se estremece,
la saeta se alza,
el piropo te ilumina
y la noche te acaricia.

Y yo bajo tus pies decía,
-sentimiento, tiniebla y sudor-
Por ella soy costalero,
por ella, por que la quiero.

Y el palio se mecía
de la ilusión que yo tenía,
por llevarte un año más.

y yo el florero
y tu la flor más hermosa.
Por ella soy costalero,
Por ella, por que la quiero.

Calixto Román Martín Alonso.

Volver

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SOLO SE UNA COSA

Suena un martillo entre flores
un Lunes Santo en Granada,
bajo la flor de las flores
al pie de Sierra Nevada.

Y baja por la Carrera
la rosa de mi consuelo,
llevando la Alhambra por palio,
y al Darro por costalero.

Al llegar a la tribuna
el silencio se hace eterno,
y el cirial que le alumbra
alivia el peso del costaero.

Cuando tú entras en Pasiegas
la Catedral preparada está
para que te reciba tu Hijo
y vea que guapa vas.

No llores Virgencita,
que tus lagrimas voy a quitar
cuando con mis pies alumbre
el camino hacia tu altar.

Porque sólo se una cosa:
que ni la fuerza puede fallar
ni la luz se puede apagar.

Jerónimo Gonzalez
Mª Carmen Gervilla

Volver