RINCÓN LITERARIO

 

 

Jorge Manuel Rodríguez Rodríguez

 

Mabel Oliver

 

Un Costalero

 

Julio Quijada (Vocal de Juventud)

 

Cristina Navarro y Marisa Rodríguez

 

Macarena de la Plata Sánchez

 

Natalia Rodríguez Vázquez (17 años)

 

Escuchando una marcha.

 

Una carta para Tí.

 

Sentimiento cofrade de un costalero.

 

Es tiempo de Semana Santa....

 

El Momento.

 

A la Cofradía de los Dolores.

 

En torno a Tí.

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ESCUCHANDO UNA MARCHA

     Escuchando una marcha de Semana Santa más concretamente Nuestro Padre Jesús, me traslado en el tiempo a la Iglesia de San Juan de los Reyes, donde empecé a dar mis primeros pasos como costalero de Nuestra Señora, me vienen a la memoria algunos nombres de costaleros de aquellos días: Robert, Cuñao, Andrés, Gilberto, Paco "e enano", Pepe "José", Kiki, Jordillo, El Chica, Valentín que no pudo salir hasta años mas tarde en los que se encontró costaleros de su misma altura y de los mas mayores y para mi guía en mi estar debajo de un paso Pegolote cariño y pasión a Maria madre, Carlos Atienza fuerza humana que nunca tenía peso, pues cuando yo iba andando clavado al suelo, y la banda empezaba a tocar Nuestro Padre Jesús, decía esta es la nuestra, vamos a darle caña.
Pues bien desde aquí quisiera que aquel espíritu de sacrificio que llevo a ese grupo de jóvenes y algunos eran casi niños, a empezar aquel reto y que este año he vuelto a ver en los jóvenes que han entrado nuevos al Cuerpo de Costaleros, es el que Nuestra Madre creo que quisiera para toda la Cofradía, este espíritu que hace, que desde el recién nacido, hasta los mas mayores que hay en Nuestra Hermandad nos hace diferentes, pues estamos todos debajo de su Manto y este Manto nos exige que no sólo demos testimonio de fé el Lunes Santo, sino también todos los días de nuestra vida.
     El cofrade de "los Dolores" que es como se nos conoce por la gente de la calle, esta lleno de alegría, de amor a los demás, abnegación y entrega a la insignia del cristiano que no es otra que la Cruz, esta medalla que hace que, todos los que la llevamos en el corazón nos identifiquemos como hermanos. Hermanos en la fe en el en el Hijo y en su Madre, que es la que portamos por las calles de Granada, Nuestra Señora de los Dolores; esa imagen que cuando sale a las calles hace que las lagrimas aparezcan en los ojos de cuantos la contemplan, pues su dolor de pasión, y amor llega a todos y mas concretamente a nosotros que tanto la amamos.
     Bueno he empezado con mis recuerdos y termino como siempre con mi virgen, mejo dicho Nuestra Virgen.

          ¡Viva la Virgen de los Dolores! VIVA.

Jorge Manuel Rodríguez Rodríguez

 

Subir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

UNA CARTA PARA TI

 

Granada, a Viernes de Dolores de 2003

         Felicidades Madre:

     Pronto llegaré a casa, y no podía ser menos en un día tan feliz.
     Perdona por favor si me retraso, pero ya sabes que yo soy así.

     Y es que me detuve un momento en nuestro Albaycín. Quería traerte el Lucero que brilla parpadeante en ese cielo tan inmenso y sutil. Quería que alumbrara sobre el Darro la luna Nueva de Abril, pero un Querubín de rizada caballera y tez de nacarado marfil, sonriendo me increpó ¡Qué eso no era un regalo para ti!...
Desalentada entonces, me adentré sigilosa en la arboleda de tu Palacio Nazarí. Buscaba el más dulce y bello de los pájaros, ¡ese que llaman Colibrí! Pero las Canoras que allí habitan me dijeron así: ¡no busques lo más exclusivo, ni lo más difícil de conseguir, que tu madre sólo espera, algo bonito que pueda nacer de ti!...
     Pero yo, decidida en mi empeño, caminé hasta las nieves perpetuas del Mulhacén. Iba buscando la flor más blanca y aterciopelada para prenderla en tus manos, Madre. Pero la Ninfa que guarda el Lago Helado, me paralizó: ¡no mates algo tan bello como esa Flor, su agonía es el mayor dolor para un placer tan efímero. No. No es el regalo mejor!. Y desapareció.
Solo me quedaba ya la tristeza y el desazón.., cuando la brisa fresca del amanecer me trajo entonces olor a sal. Resuelta me dije "le traeré la espuma blanca de la mar envuelta en una caracola gigante de nácar y cristal"... Y bajé a la costa rocosa y sexitana. Y bajé, decidida a navegar..., cuando una voz grave y metálica me indicó: ¡Soy Abderramán. Rey y Señor del Mar, no puedes robarle a esta agua su belleza, porque morirían de pesar. Vuelve al lugar de donde vienes y busca en tu corazón, que es dónde se encuentra lo que viniste a buscar!...
     Y desalentada, lloré de tristeza. ¿Qué podría ofrecerte que fuese mejor que un lucero, un colibrí, una flor de terciopelo o la espuma de la mar?
Fue entonces cuando un rayo de luz, iluminó mi mente y avivó mis sienes... Y dejé hablar mi corazón que pedía sutilmente que escuchase su voz latido a latido. Y fue entonces cuando comprendí. Sólo los sentimientos nobles y puros podían ser mi mejor presente para ti Madre.
Así, me apresuré a escribirte con mi mejor letra y mi mejor fín, esta historia desmedida y algo pretenciosa, para que cada vez que la leas, te sienta en mí. Y sepas siempre que mi alma y mi mente solamente dependen de ti.

     ¡Felicidades Mª Dolores!
          Felicidades Madre!
               ... Tu hija siempre

Mabel Oliver

 

 Subir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SENTIMIENTO COFRADE DE UN COSTALERO

 

     Hace ya veintitrés años, Madre, que estoy debajo de tus trabajaderas el Lunes Santo, y no podría expresarte ya que me faltan palabras para explicar. lo que Tu me has dado estando a tu lado.
     Yo sigo como el primer día, con la misma ilusión que cuando comenzamos los ensayos por primera vez, en la Iglesia de S. Juan de los Reyes, y Tu has hecho que se afiance mi fe en tu Divino Hijo y en Tí misma, ya que con el paso del tiempo, he visto que el sacrificio de tu Hijo por nosotros no fue en vano, y que tus "Dolores" nos han ayudado, para creer y fortalecer nuestra fe en la doctrina que El nos dejó.
     No siento el peso, el dolor, ni la fatiga, porque quiero que te vea Granada entera, y pueda mirarte y admirarte, como lo hacemos tus costaleros y tus cofrades cada día del año, y que nuestro sacrificio no sea en vano pues, Madre, tu lo has dado todo por nosotros, por eso tenemos que seguir el ejemplo que nos dejaste, que es el amor, la entrega y el sacrificio a los demás, Amor por el que llegaste incluso a ver a tu Hijo morir en la cruz.
     Cuando bajas la Carrera y los rayos del sol iluminan tu bendita cara, y en ella se reflejan tus lágrimas, lágrimas de agua bendita que nos bañan a todos los que te miramos, es como vemos que tus "Dolores" han hecho que nosotros, tus cofrades, nos demos a nuestros hermanos y te sientas orgullosa, porque damos testimonio de nuestra fe cristiana, y por eso te digo:

 

Llevarte quisiera Madre
sobre mis hombros por vida,
que tú eres la Reina de las Reinas,
a la que tus costaleros admiran.

Flor de la Carrera,
agua del Darro, viva,
quiero ser nieve en primavera
para llevarte quisiera,
sobre mis hombros por vida.

 

Un Costalero

 

Subir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ES EL TIEMPO DE SEMANA SANTA....

 

     Es el tiempo de Semana Santa. Mis experiencias como cofrade son relativamente cercanas en el tiempo, debido a que mi familia en estas fechas siempre salía de Granada, aprovechando las vacaciones de las que mi madre disfrutaba por su condición de maestro.
Me puedo remontar al año 1991 y encontrarme acompañando a un grupo de amigos que me animaban a meterme debajo de un paso. Podría yo tener entonces unos 22 años. Han pasado ya doce años en lo que he vivido muchas sensaciones y sentimientos, he visto cosas buenas y otras que no me lo han parecido tanto, pero en todo ese tiempo algo me ha ido marcando dentro de nuestra cofradía: el buen ambiente del que hacemos gala. A pesar  de las naturales diferencias que entre la personas siempre existen, siempre ha imperado el buen ambiente cordial, alegre y fraternal, al menos, en los ambientes en los que yo me he movido, y me sigo moviendo.
     Hoy en este año me envuelven nuevos sentimientos: la ilusión de ver n poco tiempo a mi hijo de 8 meses vestido de costalero, la ilusión de comprobar como hay unos jóvenes en proyección que aman la cofradía, o mejor dicho la Hermandad como a mí me gusta más llamarla, porque me agrada sentirme hermano de sentimiento, aunque también de palabra, de aquellos que me han rodeado, no solamente hoy sino en esos años anteriores y que me han enseñado a sentir estas sensaciones y a saber transmitírselas por ejemplo a mis chavales, nuestros chavales del Grupo Joven.
     Y a estos, a todos a los que quiero dedicar un agradecimiento sincero. Agradecimiento a los primeros por su entrega, por su dedicación y sacrificio, Por su ejemplo....., a los otros por su ilusión que nos ilusiona a los que debemos ilusionar, los comportamientos y las actitudes de las personas, sus relaciones, sus maneras de vivir la vida..., son las que nos engrandecen o nos empequeñecen, y en nuestra Hermandad, que aunque discreta y sencilla tenemos cabida todos, todos y cada uno de nosotros tenemos la posibilidad de engrandecernos como seres humanos, os aseguro que la manera mejor que tenemos de conseguirlo es conviviendo, compartiendo momentos en los que los conozcamos aún más de esta forma, seremos realmente conscientes del verdadero objeto que tiene nuestra Hermandad, y que creo firmemente que siempre ha tenido y que no es otro que el de ser testigo de Jesús y portadores de su mensaje.
     Es tiempo de Semana Santa pero no es el único tiempo de hermandad.

Julio Quijada (Vocal de Juventud)

 

Subir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL MOMENTO

 

     Que poco tiempo falta para que llegue ese momento tan especial, ese día que nosotras tanto añoramos, porque cerca tuya ya estamos, nos acercamos a ti te contemplamos ¡que guapa va mi Virgen!. La iglesia oscura está; el reloj marca las seis; se acerca el instante en el que las puertas de San Pedro se abren, y el sol ilumina tu hermoso rostro.
     Los costaleros con cuidado ya te sacan y el cancel ya has cruzado. Despacito va caminando por la Carrera del Darro. Silencio en Catedral, que nuestra Madre a sus Hijos ya ha encontrado, entre lágrimas se arrodilla y nuestros pecados son perdonados. En ese momento cumbre cogenos de tu mano, para que este instante inolvidable, lo vivamos todo el año. Sólo se escuchan pasos y bambalinas, que algo cansados, nuestro regreso comenzamos. El cirial empieza a pesar, tu llegada anunciando va, suena "La Madruga" las ultimas saetas te pueden dedicar, porque tu capataz te llevará de nuevo hacia tu altar...
     Sólo nos queda esperar otro año mas, y mantener viva la ilusión de poderte acompañar.

Cristina Navarro y Marisa Rodríguez

 

Subir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A LA COFRADÍA DE LOS DOLORES

 

     No escribo con vana intención sino con palabras que agradecen vuestra atención.
     Me he criado en el mundo cofrade y desde pequeñita ya sentía la emoción de salir en procesión, pues las lagrimas de la Virgen me bañaron con su amor. Por eso solo tengo palabras de agradecimiento y no de rencor.
     Gracias debiera dar a esta cofradía en general pero no sin antes citar al costalero que sobre sus hombros la Virgen llorando va, aunque la van meciendo para su dolor quitar; a la camarera que con su mantilla de luto negro rezando va; al monaguillo que perfuma con aroma de incienso las calles de Graná; al nazareno que con vela empieza su caminar; al que porta la cruz de guía que a todos el camino quiere indicar; al penitente que con pies descalzos y cruz a cuestas penitencia cumpliendo está; al cirial que con su luz a la Virgen no deja de iluminar; al ·aguaor" que la sed de los costaleros quiere calmar; al capataz que con su voz bien sabe guiar y no cesa de alentar a sus hermanos costaleros con palabras de ánimo para que puedan aguantar, y no me puedo olvidar de los músicos que con hermosa marchas el paso nos hacen llevar, emocionando en cada chicotá a la gente que en las calles ve pasar a la Virgen de los Dolores, esa bella a Virgen de Graná.
     Gracias, de verdad, quisiera dar a esta Hermandad, pues me ha sabido acoger con amor fraternal y siempre se los agradeceré, con toda sinceridad.
Se despide con estas humildes palabras alguien que no pretende ser poeta ni popular, solo quiere ser una hermana más de esta Hermandad.
Un cordial saludo de esta cofrade que espera fervorosa su primera salida penitencial en esta hermandad acompañando a su titular.

 

Verde esperanza
Es tu mirada dolorosa;
Blanco perla
Son tus lagrimas
Rosa clavel
Es tu palio mecido
Al salir de San Pedro
Por la carrera del río.

Si tu palio se mece
Al ritmo de la saeta
Es porque te levan a hombros
Y la gente te reza.

Macarena de la Plata Sánchez

 Subir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EN TORNO A TI

 

     Como otro año mas, y cuando esta cerca tu salida por Granada junto a tus hijos, reflexiono y te doy gracias por todo lo que me has dado, y por todo lo que me has enseñado con tu ejemplo de seguidora de Jesús.
Pero especialmente me gustaría agradecerte todo lo que has puesto en mi camino, porque junto a Tí, mi vida ha tomando un rumbo diferente.
     Gracias por mi familia, porque desde que era pequeña me ha inculcado el sentimiento cofrade que hoy esta dentro de mí. Gracias por esas tardes de primavera, que pasaba con mi padre buscando por las callejuelas de Granada las procesiones, desde primera  hora de la tarde hasta bien llegada la madrugada, esperaba cada año volver a repetir esos momentos.
     Gracias por acercarme a esta Hermandad, porque aunque sólo llevo cinco años en ella, siento como si llevara toda la vida, porque han sido los años mas especiales y jamás los olvidare. Y sobre todo gracias por reunir en ésta Cofradía a gente que lo da todo, y no solo el Lunes Santo, sino los trescientos sesenta y cinco días, porque eso es realmente una cofradía: casa de hermanos, en la que todos somos uno y todos importamos.
     Gracias porque aquí también he encontrado verdaderos amigos, que siempre van a estar a ahí, y la verdad, es el mejor sitio donde podría haberlos encontrado. Darte gracias también por esas personas que siempre están pendientes del Grupo Joven, nos escuchan, nos tienen en cuenta, y realmente nos conocen; son parte de nuestra familia.
     En fin, gracias por acercarme a este lugar tan maravilloso que es el mundo cofrade, y sobre todo a la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores. Y gracias a ti María, por crear en mí este sentimiento que ojalá perdure en mi toda mi vida, como ves, todo es agradecimiento, y es que solo de esta forma espero saldar todo lo que esta Hermandad esta haciendo por mi, por la persona que esta labrando en mi interior, dándote las GRACIAS por todo.

Natalia Rodríguez Vázquez
(17 años)

 

Subir